calculo de finiquito

De acuerdo con la Ley del Estatuto de los Trabajadores, todo empleado tiene derecho a una compensación económica si su relación con la empresa que lo contrata ha finalizado. Esta compensación se conoce como liquidación o finiquito, y en esta oportunidad, en Legaling descubriremos juntos cómo calcular el finiquito tras haber sido despedido.

Si tienes dudas acerca de tus derechos como trabajador, te invitamos a leer de primera fuente la Ley del Estatuto de los Trabajadores en este enlace. Esperamos que de esa manera puedas resolver algunas de tus preocupaciones. En cuanto a calcular finiquito, es posible que la siguiente información te sea de utilidad.

¿Qué es el finiquito? Cómo calcular finiquito

Independientemente de que hayas renunciado voluntariamente, te hayan despedido o tu contrato expidiera, el finiquito constituye el monto que un trabajador debe percibir como arreglo por los servicios profesionales ofrecidos a una empresa o empleador.

Para calcular el finiquito intervienen diversos factores que pueden inferir en la suma total del monto a percibir. Hay que tener en cuenta además que el finiquito puede incluir o no una indemnización, y que de hecho estas dos palabras no son sinónimas a la hora de terminar relaciones con un empleador.

Además de la suma metálica de la liquidación, el finiquito comprende un documento de carácter liberatorio para ambas partes, en el cual se plasma el causal de la rotura de la relación laboral y se deja asentada legalmente dicha extinción.  Asimismo, el documento debe incluir la factura de la liquidación y los detalles acerca de los días de vacaciones pendientes que el trabajador no disfrutó, el pago del mes y cualquier monto extraordinario que la empresa deba.

calcular indemnizacion por despido

Finiquito vs. Indemnización: qué es que

Como se menciona anteriormente, el finiquito es de obligatorio otorgamiento, no importa si es despido, renuncia o finalización de un contrato. Por su parte, las indemnizaciones solo se conceden cuando existe despido o fin de un contrato temporal.

Pero, a diferencia del finiquito, la indemnización no se cobra en todas las ocasiones, sino solo en los casos en que el despido o extinción del contrato sea por causas de la empresa y no del empleado. 

Tal es el caso de los despidos colectivos. Otro ejemplo que puede ser causa de indemnización es el quiebre o insolvencia de la empresa. Los despidos disciplinarios pueden o no ser candidatos para el cobro de este beneficio indemnizatorio, pero sí que son causales para recibimiento de finiquito.

Los procesos para calcular el finiquito y calcular indemnizaciones son diferentes, aunque ambos puedan contemplar algunos factores en común.

Calcular el finiquito y los factores que influyen para su cálculo

Hay que aclarar que son las empresas las encargadas de realizar estos cálculos. Sin embargo, si quieres realizar un aproximado para adelantarte a la cantidad que puedes disfrutar, puedes considerar lo siguiente para calcular tu finiquito.

Para el cálculo de finiquito intervienen los siguientes elementos que pueden repercutir en el monto final a cobrar por el trabajador y que son los que usualmente consideran los empleadores a la hora de pagar liquidación.

calcular finiquito baja voluntaria

Salario no abonado al momento del despido

Si el despido tuvo lugar a mediados de mes, deben ser remunerados los días que se hayan trabajado y que no se pagaron aún. Para estimar este monto e incluirlo al calcular el finiquito, se recomienda dividir el sueldo total de un mes entre 30 días, siendo este resultado el salario diario el cual multiplicaremos luego por la cantidad de días trabajados durante el mes.

Vacaciones no disfrutadas

El número de días de vacaciones también son importantes a la hora de calcular el finiquito. Debes tener en claro cuántos días de vacaciones has cogido en el año y cuántos te restan. Cuando sepas la cantidad de días que te corresponden de vacaciones por coger, multiplica eso por el salario del día.

Pagas extraordinarias

Para calcular las pagas extraordinarias a las cuales se tiene derecho, el trabajador debe tener en cuenta el tiempo trabajando en la empresa y los días que competen a pagas extras. Por ejemplo, de haber trabajado un año entero, al calcular finiquito, el trabajador podrá cobrar dos pagas extraordinarias. De haber trabajado seis meses, solo recibiría una.

Para conocer el valor que puede tener dicha paga en el finiquito, se debe dividir entre 360 días de la cantidad para conocer el estimado diario. Una vez sabido esto, se multiplica por los días trabajados desde la última vez  que se recibió este beneficio hasta el momento del despido.

Indemnizaciones pertinentes

Aunque no son un denominador común de los finiquitos, dependiendo del tipo de despido y si hubiese indemnización, esta debe también sumarse al resto de cálculos que hemos venido señalando.

Existen también varios sitios en Internet que ofrecen la posibilidad de calcular finiquito a través de herramientas en línea en base a estos factores que hemos explicado. En una sencilla búsqueda por la web, podrás encontrar muchas de estas calculadoras de finiquito, como la que te dejamos en el siguiente enlace.

Calcular finiquito: Tipos de despido y su influencia

Dependiendo de cómo se haya dado el despido, puede provocar variaciones en el cálculo del finiquito, sobre todo si es un despido que merezca indemnización. A continuación, te mencionamos algunos de los tipos de despidos que se pueden presentar:

Despido colectivo

En este caso, hay oportunidad de indemnización. Para el finiquito se cuentan 20 días por año trabajado y no puede exceder las 12 mensualidades.

Despido disciplinario

Se dan en los casos en los que el empleado incumpla con alguna política de la empresa. No se paga indemnización y tampoco el importe máximo.

Despido objetivo

En este caso, los motivos son ajenos al empleador y al empleado. Las ganancias del finiquito incluyen 20 días de salario por cada año trabajado, también hasta 12 mensualidades.

Despido improcedente

Este tipo de despidos se da cuando los motivos son contrarios a la Ley. En estos casos, la empresa tiene un plazo para readmitir al trabajador o pagar una indemnización de 45 días por cada año de servicio que haya prestado antes de 2012, y 33 días por año de servicio después de 2012. Este último caso también es común verlo al momento de la finalización de contratos.

calcula tu finiquito

Sabiendo estos tipos para calcular el finiquito, esperamos haberte aclarado las dudas que tuvieras al respecto y, sobre todo, haberte brindado las herramientas que necesitas.

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a revisar nuestro último post:

Gestión de nóminas: ¿Cómo hacerlo de manera eficiente?

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí